Un ejercito de robots "seguidores"

05 Feb. 2020 | Lectura de 4 minutos | Volver

En la actualidad tendemos a valorar la reputación de una cuenta en las redes sociales o la calidad de cierto servicio basándonos en la cantidad de seguidores y de "buenos comentarios" que pueden llegar a tener. Por alguna razón sentimos cierta inclinación a confiar de acuerdo a la popularidad que tienen, y si vemos que la cuenta no tiene suficientes seguidores simplemente pasamos por alto hasta la siguiente.

Existen casos donde las cuentas fueron trabajadas por años, con buen calidad de contenidos que consiguieron amasar una audiencia en busca de ese tema en particular, o de ese estilo en las publicaciones, sea porque valoramos el humor o las opiniones.

Los influencers han tomado el control en las decisiones de muchos, pero existen una buena cantidad de ellos que lograron conseguir posiciones de alto estatus en las redes sociales gracias a la compra de seguidores, cuentas "robot" para comentarios automáticos, entre otros.

Robots a la venta

Luego de una experiencia propia en Instagram, noté que al cabo de unas semanas de publicar constantemente fotografías y utilizar los hashtags correspondientes, comencé a recibir correos de multitud de empresas que, por una modesta cantidad de dinero (menos de 100 USD), me vendían packs de seguidores desde 1.000 hasta 100.000 o más en una sola transacción.

La Youtuber Anita del canal Azul Místico hace un excelente análisis al respecto, donde explica de manera detallada como los influencer consiguen mejor posicionamiento en los algoritmos de las redes sociales gracias a estos packs, para así tener acceso a sponsors, publicaciones pagadas, entre otros.

Lo interesante es que muchas de estas empresas manejan el modelo de "Granjas Troll", donde no solo puedes comprar los seguidores, sino también robots de comentarios automáticos, que permiten inflar las estadísticas de las publicaciones al realizar "me gusta" automáticos y dejar comentarios genéricos.

Cómo reconocer el uso de esta práctica

Lo más común en las cuentas robot es que tengan nombres genéricos acompañado de números, ejemplo jondoe1134, sarahvida10, entre otras combinaciones. También suelen tener un numero bastante pequeño de publicaciones, pero pueden llegar a seguir miles de cuentas y siempre dejan los mismos tipos de comentarios: "que buena foto", "súper, lo intentaré yo también", "que tengas un buen día", "sigue así", cortos y genéricos.

Al ser un negocio bastante lucrativo, en algunos casos las granjas troll contratan humanos para utilizar este tipo de cuentas durante algunas semanas, dándoles un toque un poco más legítimo. Luego simplemente conectan la cuenta al robot y comienzan a hacer las acciones pagadas.

La mejor recomendación es mirar el tipo de comentarios que recibe cierta cuenta. Si la mayoría de los cientos de comentarios que pueda tener una publicación son similares uno de otros (cortos y genéricos), puedes tener por seguro que el propietario de esa cuenta se hizo de algunos packs de robots, lo que de cierta forma le quita credibilidad a su mensaje.

Social Blade puede ser una herramienta muy útil para realizar el análisis de seguidores de una cuenta. Si se ven picos muy abruptos en las gráficas entre la cantidad de seguidores tanto agregados como eliminados, existe una gran probabilidad de que ese es el momento cuando se compró el pack, y por al observar los comentarios a partir de ese momento, podría confirmarse el uso de ésta práctica que, en mi humilde opinión, no me parece muy ética.

Photo by Jehyun Sung on Unsplash


Acerca del Autor

Alex Barrios

Cuenta con más de 15 años de experiencia en distintos campos de las tecnologías de información, ejerciendo principalmente como desarrollador fullstack, administrador de sistemas y asesor de seguridad informática certificado (OSCP, OSCE, OSWP, Hardware Security, Software Security, Usable Security).


También te puede interesar